Bienvenidos al Club Ciclista Bandidos de Teatinos             696-884-066             clubciclistabandidosteatinos@hotmail.com        
¿Quieres colaborar con nuestro Club?
COLABORADORES / SPONSORS

EXCURSIÓN: VILLALGORDO DEL JÚCAR

Siempre que nos juntábamos, salía el tema “tenemos que ir a “Villalgordo del Júcar, es un paraíso del single track”. Se comenzaron a plantear fechas y finalmente se decidió el domingo 7 de marzo.

Poco a poco se iba acercando la fecha, por suerte tenemos muy cerquita de casa un territorio comanche, la conocida como Teatinos Epic, que nos permitía prepararnos para lo que nos esperaba en Villalgordo, un recorrido de sendas, senderos y trialeras, divertido pero a la vez exigente que requiere que el biker esté bastante rodado y mentalizado de lo que allí se va a encontrar.

Y llegó la gran semana, las previsiones climáticas no parecían las mejores, pero las ganas de ir, podían con todo. Pasaban los días, ya estábamos a viernes y el domingo había previsión de lluvias… Entonces sí, en el grupo hubo dudas, ¿qué hacemos?

Cambiar la fecha, adelantarlo al sábado por la tarde, ir y allí decidimos. Esas eran las propuestas, pero en nuestra cabeza teníamos muchas ganas de disfrutar de auténtico MTB y la lluvia no nos iba a frenar, así que decidimos ir y una vez allí decidir… Ó bajamos las bicis ó almorzamos.

Pues llegó el 7 de marzo, quedamos en la plaza a las 8:30h con las bicis cargadas en los coches y salimos dirección Villalgordo del Júcar, según íbamos acercándonos las gotas caían con mas fuerza en el parabrisas del coche y por nuestra cabeza rondaba la segunda opción: Almorzar…

A las 9:00 llegamos a Villalgordo y seguía lloviendo, eso sí, con menos fuerza aunque el cielo no nos hacía ser optimistas, pero empezamos a bajar las bicis de los coches, ya no había marcha atrás, nos tocaba mentalizarnos y ya con todo preparado, empezamos a pedalear…

Salimos dirección Casas de Benítez por una pista en continua pendiente al 3% que nos hace entrar rápido en calor, giro a la derecha y entramos en monte y senda, empieza la música…

Jesús, el guía de ruta nos guiaba perfectamente y nos avisaba de las condiciones del recorrido, izquierda-derecha para tomar la trazada buena y gas-gas-gas cuando había que dar con fuerza a los pedales para coger velocidad…

Llegamos al camino que va paralelo a la carretera, una subida de casi 1km con tramos cercanos al 20%, nos retorcemos en el sillín pero ninguno pusimos pié a tierra… Estamos fuertes!!!!

Ahora sí, empezaba lo duro, eso fue el aperitivo, ahora nos esperaban 8kms de toboganes que no dan respiro, subidas cortas y muy empinadas nos fatigaban las patas. Este tramo es muy duro, un terreno pajarero, exigente que te hace exprimirte encima de la bici y pone a prueba tu fuerza y capacidad de resistencia.

Terminada esta primera parte, empezábamos la segunda parte del recorrido, a priori menos exigente pero mucho más técnico. Y seguía lloviendo.

Las piernas ya iban castigadas de la primera zona, pero la velocidad no bajaba, el grupo iba junto y a una alta velocidad… Llega un nuevo integrante a la grupeta que nos acompañaría hasta el final… El barro.

El barro provocaba problemas mecánicos en nuestras bicis, los íbamos solventando y continuamos la marcha, ya quedaba poco, pero el barro lo iba a poner difícil…

Después de tres horas pedaleando llegamos a Villalgordo, nuestra ruta había terminado, sin percances y con una gran sonrisa en la cara. Todos coincidíamos… RUTACA!!!

La exigencia física y técnica de la ruta, las condiciones climatológicas y el barro nos han hecho graduarnos en MTB.

Ya estamos planificando la siguiente.

PULSA AQUÍ PARA LEER LAS CRÓNICAS DE OTRAS EXCURSIONES.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *